Por Guillermo Durán Vicens y Carme Pérez Torres, Account Managers de IMS Health

El incremento de la participación en las carreras populares, el gran número de negocios de moda que han creado una línea deportiva específica, o el lanzamiento de nuevas apps o gadgets para medir el progreso diario son indicadores de la actual fiebre por correr. Dato claro de este auge es la evolución de la inversión de las diputaciones provinciales en materia deportiva, igual que la de los ayuntamientos.

Este aspecto, ligado a un interés cada vez mayor por el cuidado personal y el aumento de la calidad de vida, acorde también con el envejecimiento de la población, ha permitido al sector farmacéutico, en particular el segmento de Consumer Health (CH), desarrollar una nueva oportunidad de negocio. El ambicioso deportista amateur se convierte en un nuevo target al que ofrecerle los productos necesarios, tanto para la práctica saludable de su nueva afición como para la mejora de su rendimiento. Así, se ha desarrollado una nueva categoría de productos relacionados con el deporte, que incluye desde hierro hasta energizantes, proteínas o recuperadores.

Igualmente, la farmacia reorganiza sus estantes para dar mayor visibilidad a estos productos de creciente demanda. El mercado del deporte involucra productos, de diversas categorías, que tienen en común el uso para la práctica deportiva y es, por lo tanto, un mercado transversal al universo de CH. En él, encontramos tanto productos tradicionales para los deportistas, como otros que han cambiado su posicionamiento con el objetivo de ganar al  cliente potencial, o nuevos lanzamientos.

Los datos muestran que las ventas del mercado del deporte en la farmacia suponen en el último año un 11,9% de las ventas totales en euros del mercado de CH, además de presentar un ritmo de crecimiento superior a éste. Mientras que el mercado general de Consumer Healthcreció en farmacias respecto al mismo periodo del año anterior un 6,6% (datos de IMS Health a diciembre de 2015 PVP), el mercado del deporte creció un 10,9% en el mismo periodo. Los meses previos al verano representan el momento del año con mayores ventas de productos relacionados con el deporte, así como la entrada del otoño significa una caída clara para este mercado. Dentro del mercado del deporte, se diferencian tres segmentos de productos en base a la necesidad que cubren: Performance, Injury Care y Sport Beauty.

El segmento principal es Performance, que se compone de todos aquellos productos que ayudan directamente a la preparación, el desempeño o a la recuperación del deportista. Se encuentran antálgicos musculares, productos para las articulaciones, vitaminas y suplementos minerales, productos dietéticos, comidas energéticas y otros productos nutricionales.

En 2015, las ventas en valor de los productos de Performance crecieron en la farmacia un 13,3%, siendo la categoría de antálgicos musculares el principal impulsor de este crecimiento. Por otro lado, los productos de colágeno son un claro ejemplo de categoría que se reposiciona para tratar los problemas articulares de los deportistas de mediana edad, logrando crecer en la farmacia más de 2 millones de euros en el último año, y desarrollando otras combinaciones como colágeno más magnesio. (…)

Para leer el artículo completo en pdf haz click aquí.

Fuente: IMFarmacias