Abbott también trabaja en la lucha frente al Covid-19. La compañía, especializada en el campo del medtech, ha anunciado este lunes que ha recibido la certificación de la CE para su dispositivo Panbio Covid-19 Ag Rapid Test Device para la detección del virus Sars-Cov-2 en personas que se sospecha que tienen coronavirus.

La prueba rápida de antígenos, que está autorizada para su uso por profesionales sanitarios, no requiere instrumentación y los resultados se obtienen en tan sólo quince minutos, lo que hace que sea una herramienta valiosa para hacer análisis a gran escala en una variedad de ámbitos poblaciones.

La prueba rápida de antígenos también puede ser una herramienta muy útil para apoyar las estrategias de salud pública, como el rastreo de contactos y los análisis a gran escala de personas que se sospecha que tienen una infección activa.

“Las pruebas rápidas de antígenos permiten realizar análisis frecuentes de Covid-19 a gran escala y de esta forma identificar rápidamente a las personas infectadas y reducir la propagación del virus”, señala José Antonio Leal, director comercial de Abbott.

Fuente: Plantadoce