Alliance Healthcare ha emitido un comunicado, en respuesta a las declaraciones de la asociación de cooperativas de distribución farmacéutica, Asecofarma, en el que esta organización mostraba su rechazo a proyectos de home delivery por atentar contra los intereses de la oficina de farmacia, para defender de estas acusaciones a los programas de soporte a pacientes que ofrece a través de Alcura, que incluyen, en algunos casos, el envío de medicamentos al domicilio. Desde Alliance aseguran que “los medicamentos que se entregan al paciente son exclusivamente de prescripción y dispensación hospitalaria. Se trata de medicamentos innovadores que, por sus características, no pasan ni han pasado nunca por la farmacia comunitaria”.

El valor de estos programas, ahonda la compañía, es que los hospitales “se encuentran con un gran número de personas que acuden cada mes para recoger su medicación, sin que en determinadas visitas se necesite la atención del profesional de la salud, sino que se trata de una simple recogida de medicamentos que, en ocasiones, deja de producirse porque el/la paciente vive alejado/a del centro de salud y, progresivamente, deja de tomar la medicación”. “Por ello surge el servicio de home delivery”, prosiguen, “un proyecto que pretende favorecer que los/las pacientes puedan mejorar su adherencia a la medicación y, por tanto, su calidad de vida”.

Para llevar a cabo estos proyecto, explica Alliance, “los hospitales seleccionan medicamentos para tratar patologías crónicas y pacientes que estén estables, pero que por sus circunstancias tengan dificultades en desplazarse cada mes al hospital”. Una vez seleccionados, el servicio de home delivery se encarga de transportar los productos sanitarios y medicamentos prescritos y dispensados en el hospital, desde el servicio de Farmacia al domicilio, evitando que tengan que desplazarse cada mes al hospital en busca de su medicamento y reduciendo la carga de trabajo y las colas de los hospitales ocasionados por este proceso de dispensación hospitalaria.

La compañía asegura que estos proyectos “llevan casi 20 años mejorando la vida de muchos pacientes en diferentes países europeos”. De cara al futuro, apuestan por “integrar el seguimiento de estos pacientes desde su oficina de farmacia, en coordinación con el equipo médico y farmacéutico del hospital”. “El objetivo es encontrar las vías para conectar la farmacia comunitaria con este servicio y que la adherencia del paciente se consiga a través de todos los agentes del sector, potenciando el rol asistencial y el flujo de pacientes en la farmacia comunitaria, quien también tiene un papel clave en la mejora de la adherencia a la medicación”, concluyen.

Movimientos de Alliance y de otras distribuidoras

En lo que respecta a la apuesta de Alliance Healthcare España por los programas de asistencia en el domicilio del pacientecabe destacar que fue una opción que avanzó el director general de la compañía, Javier Casas, en una entrevista en Diariofarma, donde calificaba a la entidad como pionera en home care. Recientemente anunciaban además un acuerdo de colaboración entre Alcura, empresa del Grupo especializada en estos servicios, con Grupo Pulso, dedicada a la gestión integral en salud, con el fin, decían “de multiplicar la capacidad de ambas empresas para llevar a cabo, comercializar y gestionar el servicio de home delivery y fortalecer los relacionados con los programas de soporte a pacientes (PSP)”. 

Pero no sólo Alliance ha hablado de home care hasta la fecha, aunque es cierto que se perciben maticesMiguel Ángel Artal, presidente de Novaltia (cooperativa que forma parte de Asecofarma), avanzaba también, como recogió Diariofarma, que la entidad prevé, junto con el resto de miembros de Unnefar, poner en marcha un servicio de estas características. Estas declaraciones las realizó durante la Jornada Profesional que organiza la cooperativa anualmente (ver información), y en la que ya se podían vislumbrar algunas discrepancias con proyectos como el de Alliance. El director general de la cooperativa, Fernando Castillo, lo explicaba así: “En España ya se está haciendo home care, pero, a diferencia de Estados Unidos y otros países de la UE, no se cuenta con la farmacia”. En este sentido, consideró que “el farmacéutico tiene la capacidad legal y la formación suficiente” para jugar un papel importante en este espacio, y por eso están estudiando una opción que le incluya.

En un sentido similar se expresaba recientemente Eduardo Pastor, presidente de Cofares. Durante el encuentro anual que celebra la cooperativa en Santander, que estuvo centrado, precisamente, en la atención domiciliaria por parte del farmacéutico comunitario, Pastor afirmó que “Cofares puede contribuir a darla, porque la asistencia domiciliaria podría implicar llevar los medicamentos a los domicilios”. “La cooperativa es la empresa capacitada por ley y puede cooperar con el farmacéutico en esa labor de asistencia domiciliaria”, prosiguió. No obstante, negó que estén trabajando actualmente en un proyecto concreto, aunque reconoció “ahora que se comienza a abrir esta posibilidad, tenemos la obligación de analizar las oportunidades que se abren en este segmento”.

Fuente: Fran Rosa (Diario Farma)