La Asociación Española de Bioempresas (Asebio) se ha inscrito en el registro de grupos de interés que creó la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en marzo de 2016, en la categoría ‘Sector empresarial y de base asociativa’. De esta forma, dicen, “damos un paso adelante en materia de transparencia y buenas prácticas”.

Así, como grupo de interés registrado, Asebio dice comprometerse “a representar y defender los intereses de todos sus miembros, promocionando el sector con respeto a los principios éticos, ante cualquier autoridad, organismos, instituciones y centros oficiales”. Asimismo, “promoverá las reformas legislativas, económicas y en general, todas las que aseguren el óptimo desarrollo de las empresas de biotecnología, potenciando su imagen pública y estimulando la investigación científica siguiendo los cauces legales existentes”.

Con su entrada en este registro, una acción que es voluntaria, pública y gratuita, Asebio acepta los principios de actuación que recogen las normas de conducta que deben cumplir los inscritos. Entre ellos, destacan el respeto a “las instituciones y personas con quienes se relacionan en el desarrollo de su actividad; no difundir la información de carácter confidencial que pudieran conocer en el ejercicio de su actividad, así como aceptar que parte de la información que proporcionen a la CNMC se haga pública; actuar con integridad y honestidad en el desarrollo de su actividad y en sus relaciones con el personal de la CNMC y no llevar a cabo ninguna actividad que pueda ser calificada como deshonesta o ilícita; no influir ni intentar influir en la toma de decisiones de manera deshonesta ni obtener o intentar obtener información de manera deshonesta o a través de un comportamiento inapropiado; no incitar, por ningún medio, a los empleados públicos de la CNMC a infringir la ley o las reglas de comportamiento establecidas en los códigos de conducta, y, en consecuencia, no realizar ningún obsequio de valor ni ofrecer ningún favor o servicio que pueda comprometer la ejecución íntegra de las funciones públicas”. 

Con la inscripción de Asebio en el registro, ya son 245 las entidades de origen empresarial y de base asociativa incluidas en él. Entre ellas figura también Farmaindustria, quien dice “representar y defender los intereses comunes de sus asociados ante cualesquiera organismos, entidades, instituciones y relacionarse con autoridades, organismos oficiales, personas o entidades públicas o privadas, y especialmente con las asociaciones sindicales de trabajadores” y se fija como objetivo “promover, a través de los cauces legales existentes, las reformas legislativas, medidas económicas y, en general, la adopción de cuantas medidas puedan contribuir al progreso del sector farmacéutico industrial”.

Fuente: Diario Farma