Japón no está conforme con la resolución adoptada en el último Consejo de Derechos Humanos sobre acceso a los medicamentos, que incorpora un llamamiento a avanzar en el objetivo de desvincular los precios de los medicamentos de los costes de la I+D. Según expuso en la sesión de clausura, celebrada el 12 de junio, el representante nipón aseguró que no existe evidencia de que esta desvinculación mejore el acceso a los medicamentos.

Japón no fue el único en mostrar su desacuerdo con los términos aprobados en este texto, que sumó la firma de España durante la última ronda de negociaciones previas a su debate. Suiza, Australia, Canadá, Reino Unido, Eslovaquia y República Checa, entre otros, fueron muy críticos en las rondas de consulta previas y trasladaron sus críticas al propio consejo, según recoge el medio especializado Health Policy Watch.

A juicio de este bloque de países, el Consejo de Derechos Humanos está capacitado para debatir e impulsar el derecho a la salud, pero “carece de la experiencia y la competencia técnica necesarias” para abordar un tema tan complejo como el del acceso a los medicamentos, y en especial el relativo al debate sobre desvincular precios e I+D.

Fuente: El Global