Grifols acaba de ser informada de que su fármaco  Pulmaquin, en el que empezó a invertir en 2013 y ya llevaba gastados cerca de 65 millones de euros, no ha pasado la última prueba para poder llegar al mercado estadounidense. La farmacéutica esperaba obtener unas ventas de 300 millones de dólares -cerca de 250 millones de euros- por este medicamento en un plazo de tres años.

El Comité Asesor de Antimicrobianos de la FDA ha emitido una opinión negativa sobre la aprobación del medicamento, que había sido desarrollado para tratar las infecciones respiratorias graves. De los 16 miembros de este comité, 12 votaron no, tres votaron sí y hubo una abstención. Ahora la FDA no está obligada a emitir su veredicto final por esta votación del Comité Asesor, pero habitualmente toma sus consejos en consideración cuando revisa los medicamentos en investigación para ser aprobados. La decisión final sobre la aprobación del fármaco está prevista que sea comunicada por la Agencia del Medicamento de EEUU el próximo 26 de enero.

Fuente: IM Farmacias