De las elecciones democráticas que le dieron la victoria a Suárez en 1977 hasta los más de 90 socios que conforman, este 2017, la Asociación para el Autocuidado de la Salud. Cuarenta años han pasado desde la constitución de Anefp: “Empezamos siendo ocho compañías fundadoras”, recordaba Elena Zabala, la presidenta, en el acto celebrado para rememorar la evolución de la asociación de la mano de la historia de España. “Hemos ido creciendo con ella”, contaba Jaume Pey, director general de Anefp.

Los miembros de la asociación a día de hoy facturan casi 6 mil millones de euros, de los cuales un 40% vienen de los llamados OTC (medicamentos sin receta) y complementos de salud; un 30% de la dermofarmacia; un 20% de productos sanitarios, y el 10% restante, de nutrición. De aquí a 2020, el director general espera que se incremente ventas en al menos un millón más puesto que su nivel de crecimiento anual es del 4%. Jaume Pey aportaba más datos: “Cada 5% del crecimiento supone un incremento de la economía nacional de 3.500 millones de euros”, anotaba Pey, al tiempo que destacaba la cualidad de emergente del sector puesto que “el ciudadano cada vez invierte más en salud y sanidad”, especialmente en el mundo de los autocuidados, pero además “demanda más y mejor información para ejercer su derecho a estar sano”, añadía Zabala.

El sector se adelantó al principio del fin de la crisis económica y en 2013 ya experimentó una correlación entre el aumento del consumo y el descenso del desempleo en los hogares españoles. El mercado y la compra-venta sigue pasando, sobre todo, por las farmacias en un 95% y Anefp todavía no maneja cifras del comercio online. Pey ha adelantado que se prepara un Real decreto de Publicidad para actualizar una legislación que ha quedado un tanto obsoleta con la entrada de Internet. “El valor del autocuidado radica en que mejora la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario en general”, ha zanjado.

 Fuente: El Global