El empleo en salud en España mantiene el ritmo. En febrero, el sector de la sanidad contó con una media de 1,77 millones de trabajadores inscritos a las listas de la Seguridad Social, un 6% más respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Dicha variación es ligeramente inferior a la registrada a cierre de 2019, cuando el número de ocupados en sanidad se incrementó un 6,2% interanual.

Los servicios sociales sin alojamiento fueron los principales motores de crecimiento de empleo en el primer mes del año, con más de 321.000 trabajadores, un 22,9% más respecto al mismo mes del año anterior. Así lo reflejan los últimos datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

La asistencia en establecimientos residenciales cerró el segundo mes del ejercicio con una media de 282.000 empleados (un 3,7% más), mientras que el farma alcanzó los 53.164 profesionales (un 3,8% más). Por otra parte, las actividades sanitarias continúan agrupando el mayor volumen de trabajadores, con 1,1 millones de empleados (un 3,3% más).

En total en España la afiliación subió de media en 85.735 personas, el mejor dato desde febrero del 2015, al tiempo, el paro registrado se redujo en 7.806 personas. Así, el número de ocupados alcanza los 19,25 millones de trabajadores mientras que los parados inscritos en las oficinas públicas de empleo se queda en 3,46 millones, la cifra más baja desde febrero del 2008.

Fuente: Planta Doce