La patronal de la industria innovadora Farmaindustria está trabajando en un nuevo proyecto para mejorar la adherencia a los tratamiento, tal y como explicó el presidente de la patronal, Antoni Esteve durante una conferencia impartida en la Real Academia Nacional de Farmacia. En concreto, la patronal busca llegar a un ambicioso acuerdo que incluya a todos los colegios farmacéuticos, al Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) así como a los pacientes. No obstante, tal y como confirmaron desde la patronal, el acuerdo se encuentra en una fase muy inicial y aún no disponen de ningún texto redactado al respecto.«El objetivo es buscar que la sociedad comprenda el valor del medicamento y que cumpla con su toma para conseguir un sistema más sostenible», aseveró Esteve.
El presidente de Farmaindustria realizó este anuncio en el marco de una conferencia que se impartió bajo el título de «El compromiso con la Sociedad, en nuestro ADN. La Responsabilidad Social forma parte de la identidad de la industria farmacéutica», donde el presidente de la patronal destacó los esfuerzos de la industria farmacéutica por alcanzar colaboraciones y alianzas con los diferentes agentes con el objetivo de conseguir un Sistema Nacional de Salud más sostenible y una mayor calidad de vida para los pacientes.
En este sentido, explicó el trabajo realizado por su patronal para poder alcanzar acuerdos con el Gobierno para poder generar un entorno seguro. «Llevamos mucho tiempo trabajando con el Gobierno en la elaboración de un marco estable, en protocolos de entendimiento», aseveró. Estos meses de negociaciones demuestran, explicó, «el rol que podemos y debemos aportar».
No obstante, recordó los esfuerzos que ha tenido que realizar la industria durante estos años de crisis. «Todo el sector ha dado muestras de lealtad al sistema estos últimos años; hemos soportado un tercio de toda la reducción del gasto sanitario, lo que se ha traducido en una pérdida de fuelle expansivo para las compañías, así como la reducción del gasto en I+D o el cierre de instalaciones», apuntó. Todos estos trastornos, dijo, «serán difíciles de digerir pero tenemos que seguir promoviendo el optimismo».
Por otro lado, Esteve insistió en el fuerte compromiso de la industria farmacéutica con la investigación y el desarrollo de nuevos fármacos que puedan mejorar la calidad de vida de los pacientes. Unas innovaciones, dijo, que no solo se realizan en el campo de las enfermedades más prevalentes. «En las últimas décadas la industria ha redoblado sus esfuerzos por investigar en el campo de las enfermedades raras», aseguró. De hecho, señaló que las enfermedades raras es el grupo de patologías con mayor número de proyectos de investigación y desarrollo en las compañías farmacéuticas.
En este sentido, recordó que para poder desarrollar un nuevo fármaco se requieren siete millones de hora de trabajo y entre 12 y 13 años para lograr que el fármaco llegue al mercado. Además, dijo, solo tres de cada diez nuevos fármacos aportan rentabilidad a las compañías. Por todo esto, «el riesgo asumido debe merecer la pena», destacó.
Por último, el presidente de la patronal de la industria innovadora, destacó el gran nivel de excelencia investigadora que hay en España y resaltó los esfuerzos de la industria por fomentar esta excelencia, tal y como se demuestra, dijo, en las aportaciones realizadas al Instituto de Salud Carlos III o con proyectos como el BEST, que integra a todos los stakeholders públicos y privados.