El gasto farmacéutico facturado a través de recetas del Sistema Nacional de Salud se encuentra en ratios de crecimientos inferiores al 3%. En concreto, según los datos provisionales publicados por el Ministerio de Sanidad, en los últimos doce meses, hasta mayo pasado, el gasto creció un 2,99%.

La variación observada se encuentra en los mismos rangos en las diferentes comunidades autónomas, si bien se observan diferencias que van desde el 0,99% de crecimiento de Extremadura al 4,47% de Baleares. En lo que se refiere al número de recetas facturadas, la media nacional se encuentra en el 1,22%, observándose variaciones importantes en este caso. En este sentido, cabe destacar Aragón, donde las recetas facturadas han caído un -6,82%. Se da la circunstancia de que esta región lleva todo el año, excepto el pasado mayo, con una importante reducción del número de recetas facturadas y un incremento de su gasto medio. Por el contrario, la comunidad con un mayor incremento del número de recetas es Canarias, que en los últimos doce meses ha facturado un 3,5% más que en los doce meses previos.

En el caso del gasto medio por receta, que en los últimos 12 meses se ha cifrado en 11,27%, ha crecido un 1,75%. Por comunidades autónomas destaca Aragón, con un incremento del 9,22% debido a la facturación de menos recetas, pero con mayor coste. Por su parte, la región con mayor contención de costes en lo que se refiere al gasto medio por prescripción es la Comunidad Valenciana, con una reducción del 0,11%. De este modo, en los últimos doce meses el gasto medio por receta varía entre los 10,39 euros de Andalucía y los 13,19 euros del País Vasco.

Si nos fijamos solo en lo que va de 2018, las recetas han crecido un 1,94%, el gasto medio por receta un 1,58% y el gasto facturado un 3,55%.

En lo que se refiere al pasado mes de mayo, el incremento en el número de recetas ha sido de un 0,99%, el gasto medio un 1,03% hasta los 11,28 euros, y el gasto total ha crecido un 2,03% hasta los 912 millones de euros.

Fuente: Diario Farma