El gasto en receta pública en las oficinas de farmacia del territorio nacional alcanzó en agosto los 846,8 millones de euros, un 3,02 por ciento más que en el mismo mes del año pasado, según los datos provisionales publicados por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

A pesar de este notable aumento en comparación con agosto de 2017, la factura ha disminuido un 4,04 por ciento respecto a julio de este mismo año, cuando se superaron los 882 millones de euros.

Ligero incremento del gasto medio por receta

El aumento en el gasto se debe principalmente al incremento en el número de recetas facturadas. Respecto a 2017, las dispensaciones subieron un 2,25 por ciento, hasta llegar a alcanzar los 74,08 millones. Si lo comparamos con el mes de julio, se han dispensado casi tres millones de recetas menos.

En cuanto al gasto medio por receta, el pasado mes vivió un incremento de algo menos de un punto: 0,76 por ciento, alcanzando los 11,43 euros. Esta cifra es 4 céntimos menor que el precio medio de la receta en el mes anterior, cuando ‘cotizó’ a 11,47 euros.

Fuente: Redacción Médica