Grifols apuesta por la digitalización en sanidad. La multinacional farmacéutica catalana, especializada en la producción de medicamentos derivados del plasma, y Mondragon han anunciado un acuerdo de colaboración para desarrollar conjuntamente proyectos específicos de automatización, robótica, instrumentación y otras tecnologías e infraestructuras relacionadas con el sector de la salud.

El acuerdo también incluye colaboraciones en el área de formación y talento, conectados con la universidad del grupo industrial vasco. En los próximos meses se espera que se constituya un comité de acción conjunta, compuesto por miembros de ambas compañías, que evaluará y priorizará los proyectos que surjan fruto de esta colaboración.

“El acuerdo representa una oportunidad para desarrollar conjuntamente soluciones tecnológicas innovadoras para el sector médico y farmacéutico, en particular proyectos relacionados con los instrumentos y la robótica, que están en constante evolución”, han afirmado Víctor Grifols Deu y Raimon Grifols, co consejeros delegados de Grifols.

Grifols cerró 2018 con una facturación de 4.487 millones de euros, un 3,9% más respecto al ejercicio anterior. Por otra parte, la compañía registró un beneficio neto de 597 millones, cifra que supone un aumento del 1,5% en comparación con 2017. La compañía cuenta con más de 22.000 empleados en 30 países distintos.

Por su parte, Mondragon es uno de los grupos industriales más relevantes de España, con negocios en sectores como máquina herramienta, automoción, componentes de electrodomésticos, automatización industrial, elevación y construcción. En 2018, la facturación agregada de sus negocios superó los 11.500 millones de euros.

Fuente: Planta Doce