Farmaindustria ha hecho públicos los resultados de la ‘Encuesta de empleo en la industria farmacéutica’, correspondientes a 2017, que muestran un aumento del 3% con respecto a los datos registrados el año anterior. Concretamente, se generaron 1.172 empleos más, hasta los 40.565 empleos directos. Contando los empleos directos, indirectos e inducidos, se estaría hablando de alrededor de 200.000 personas trabajando para los laboratorios en España. Además, de cara al cierre de 2018 se barajan estimaciones que apuntan a un incremento,  del 1,8%, lo que permitiría llegar este año a los 41.279 puestos de trabajo directos en el presente ejercicio.

Junto a estos datos, cabe destacar, además, los relativos a la estabilidad en el empleo que genera la industria. Y es que, según los datos de la Encuesta de Farmaindustria, un 94,2% de los contratos actuales serían indefinidos y sólo el 1,5% de ese total serían a tiempo parcial. A esto hay que sumar la alta cualificación que caracteriza a los empleados de los laboratorios, con un 62,4% con titulación universitaria.

Otro aspecto a resaltar es la proporción de empleo femenino. En total, el 52% de los puestos de trabajo en el sector los ocupan mujeres, “el doble de la media del sector industrial”, indican desde la patronal, que aclara además que en área de I+D el porcentaje sube hasta el 63,7%, el dato más alto de todo el tejido productivo en España. También ponen el énfasis en que los comités de dirección de las compañías farmacéuticas cuenten con un 41,3% de mujeres, “es decir, 3,4 veces más que la media de las grandes empresas del IBEX-35, que es del 12,1%”. “Además, el 21,5% de los primeros ejecutivos en el ámbito de la industria farmacéutica innovadora son mujeres, 3,7 veces más que en las empresas del IBEX-35, donde el porcentaje es del 5,9%”, añade la patronal.

Empleo joven

La Encuesta también recoge datos correspondientes al empleo juvenil, un aspecto importante para Farmaindustria, que hace referencia en su nota de prensa a “las elevadas tasas de desempleo que afectan en España a los jóvenes”.

En el caso de los laboratorios, el colectivo de menores de 30 años es, precisamente, el que habría experimentado un mayor crecimiento en los últimos años (un 12,5% más en 2017), de forma que uno de cada cuatro nuevos contratos (27,8%) corresponde a jóvenes. Además, las previsiones para este año incluyen una elevación de ese ratio a una de cada tres contrataciones, lo que permitiría elevar el peso del colectivo joven en plantilla hasta el 7% (frente al 5% de 2015).

En lo que respecta al salario medio bruto, éste asciende, según la Encuesta, a los 42.136 euros (un 85% más que el salario medio en España). En este punto sí se percibe, no obstante, una cierta desigualdad entre hombres y mujeres, una diferencia que se sitúa, indican, en 10%, “el dato más bajo de todos los sectores industriales españoles”, matiza la patronal. Actualmente, el sector contaría con el mayor salario femenino, que asciende a 36.344 euros anuales de media.

Recursos para formación y gasto social

Otros datos de interés son los que tienen que ver con los recursos que destinan los laboratorios a la formación de sus empleados, ocupando el puesto quinto de 99. También ocupa el cuarto lugar en el ránking de sectores con mayor gasto social (siete veces más que la media nacional) dedicado a la mejora de la calidad de vida de sus trabajadores (comedores, guarderías, aparcamientos).

Tras conocer los datos de la Encuesta, el presidente de Farmaindustria, Jesús Acebillo, ha puesto en valor “el firme compromiso de nuestro sector con el empleo de la máxima calidad, aportando a la economía española un modelo a seguir para favorecer la transformación de nuestro modelo productivo sobre la base de la cualificación, el fomento del empleo de jóvenes, la igualdad entre hombres y mujeres y la apuesta por la innovación como principal elemento impulsor”.

Fuente: Diariofarma