Las compañías farmacéuticas adheridas a Farmaindustria han publicado, por cuarto año consecutivo, sus transferencias de valor con los agentes del sector. Así, la industria contribuyó con 118 millones de euros en ayudas a profesionales sanitarios para que pudieran acudir a reuniones y congresos científicos-profesionales, lo que supone tres millones más que el año anterior.

Por su parte, las organizaciones sanitarias responsables de este tipo de encuentros contaron con un apoyo de 98,5 millones de euros, ocho más que durante el ejercicio 2017. En cuanto a la investigación, la industria invirtió 259 millones de euros en contratos con organizaciones y profesionales sanitarios para desarrollar este tipo de proyectos en el ámbito biomédico.

A los citados ámbitos de investigación y de formación se suman el concepto de prestación de servicios profesionales, por un valor de 84 millones de euros, y las donaciones destinadas a organizaciones sanitarias, que ascendieron a 37,5 millones.

Desde 2002, la industria farmacéutica en España dispone de un Código de Buenas Prácticas que regula las relaciones entre compañías y organizaciones y profesionales sanitarios para introducir rigor, objetividad e independencia, lo que evita la competencia desleal entre las empresas. En 2014 se realizó una modificación del Código y, a partir de 2016, los laboratorios comenzaron a publicar todas sus transferencias de valor.

Investigación y formación

Los 259 millones de euros en contratos de I+D con profesionales y centros suponen aproximadamente la mitad del montante total de esta cooperación externa y hacen referencia a colaboraciones para el diseño o ejecución de estudios preclínicos, ensayos clínicos y estudios de postautorización. El resto de inversiones incluyen conceptos como los contratos de investigación preclínica en los que no intervienen profesionales sanitarios o el suministro de medicación gratuita para los ensayos clínicos y su monitorización.

Por otro lado, los 118 millones con los que la industria farmacéutica apoya la formación científica y clínica de los profesionales contribuyen a que los sanitarios españoles “mantengan el más alto nivel en conocimiento, especialmente importante en el campo de la salud, por el rápido avance en la investigación biomédica y los nuevos tratamientos”, han explicado desde Farmaindustria.

Asimismo, en 2018 el sector apoyó a organizaciones sanitarias para la celebración de estas actividades con 98,5 millones de euros, “lo que refleja el compromiso de la industria farmacéutica con las organizaciones y sociedades científicas, agentes esenciales para el modelo de I+D de medicamentos y la orientación en materia de formación, y para garantizar la independencia de estas actividades”, han concluido.

Fuente: Redacción Médica