Un equipo internacional de investigadores ha diseñado el primer sistema de detección no invasivo de hipoglucemia que puede ser aplicado a cualquier paciente. En el estudio piloto los científicos monitorizaron el electrocardiograma (ECG) durante 14 días consecutivos en individuos sanos mediante un dispositivo que puede ser llevado en la muñeca.

A partir de unos pocos latidos cardíacos registrados de este modo, la inteligencia artificial que constituye el núcleo de este nuevo enfoque asocia la hipoglucemia nocturna con señales específicas del ECG, tales como onda T intervalo ST, entre otros. Un sistema de visualización especialmente diseñado para este propósito permite al clínico observar sin más preámbulo la región relevante del ECG en cada sujeto. Leandro Pecchiainvestigador en la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Warwick y director del estudio, afirma que aunque ya era sabido que la hipoglucemia altera la electrofisiología del corazón, la gran heterogeneidad interindividual del ECG resultaba en una detección poco fiable con los métodos tradicionales.

La aplicación de la inteligencia artificial ofrece una especificidad y sensibilidad del 82%, muy similar a las ofrecidas por los sistemas de monitorización continua de glucosa, asevera Pecchia. Basándose en la información proporcionada por esta técnica, los clínicos pueden adaptar la terapia a cada individuo, concluye el investigador.

Fuente: IM Medico