La española PharmaMar cree que puede tener en su cartera un fármaco eficaz contra el Covid-19. Su presidente, José María Fernández Sousa-Faro, ha explicado este martes en Madrid en un encuentro con medios de comunicación que en menos de un mes, la compañía sabrá si se confirma su hipótesis de que Aplidin (plitidepsina), un medicamento para oncohematología, es eficaz para frenar la epidemia actual de coronavirus.

La plitidepsina es un antitumoral de origen marino autorizado en Australia para el tratamiento del mieloma múltiple. Aunque no cuenta con aprobación de comercializacion ni en Europa ni Estados Unidos, el ejecutivo ha anunciado que en caso de demostrarse su potencial contra el Covid-19, solicitarán a la agencias EMA y FDA acogerse a sus programas de aprobación acelerada (fast-track).

Diana terapéutica

La diana terapéutica de la familia de compuestos de la plitidepsina es la proteína EF1A. “Es una proteína que está en nuestras células, es una de las más abundantes, y el virus la necesita para reproducirse”, ha señalado Fernández Sousa-Faro. “Pensamos que Aplidin va a funcionar, pero tenemos que hacer la investigación”.

Dado que no se prevé contar con una vacuna contra el Covid-19 antes de 12 o 18 meses, se hace urgente la búsqueda de terapias, ha defendido el presidente de PharmaMar. Ha recordado que otras opciones en estudio son el antimalárico cloroquina, algunos fármacos inhibidores de la fosfodieterasa de la familia del Viagra, el inhibidor de la polimerasa remdesivir, terapias basada en CAR-T y la medicina china.

Perfil de seguridad conocido

“Si tuvieramos la suerte de confirmar la actividad de Aplidin frente al coronavirus, dado que está aprobado en Australia, no habría que hacer una fase I, II y III ya que sabemos que es un fármaco a determinadas dosis seguro“, ha enfatizado.

Por otra parte, ha aventurado que dado que se ha licenciado este compuesto a distintas compañías en Australia, Taiwan y Corea del Sur, de ser positivos los resultados, es de esperar que sean varias compañías las que investiguen su papel frente al coronvarus “con su propia etnia y pacientes”.

Fuente: Diario Médico