Más de 300 especialistas se citan en el Digital Health Open Doors, de Tech Spirit Barcelona, para abordar los retos de la salud digital.

Durante toda una mañana, el auditorio del Recinto Modernista de Sant Pau se ha convertido en el centro de atención de los innovadores de salud. Allí se ha celebrado el Digital Health Open Doors (#DigitalHealthOD), un evento integrante del movimiento #TechSpiritBarcelona que ha surgido, a partes iguales, para cubrir el espacio y las necesidades que dejaba huérfanas la cancelación del MWC y del 4YFN, la cita del año para las startups. Organizado por Barcelona Health Hub (BHH) junto con ECHAlliance, Healthio, la Fundación Privada del Hospital de la Santa Creu y Sant Pau y patrocinado por Lener, la cita reunió a más de 300 especialistas, para abordar los retos de la salud digital, que en menos de 48 horas obligaron a la organización a colgar el cartel de completo y a mantener lista de espera hasta el último momento.

«Tras la cancelación del 4YFN surgió la necesidad de seguir ofreciendo un marco para desarrollar las actividades que allí estaban previstas. Decidimos lanzarnos a ofrecer este espacio, tras la oportunidad que surgió de manera espontánea con el movimiento #TechSpiritBarcelona, del que formamos parte activa en su brazo de salud digital. Y, ciertamente, estamos muy satisfechos de la respuesta obtenida», explicó Luis BadrinasCEO de BHH, destacando al mismo tiempo la importancia de la ciudad de Barcelona como un hub de talento tecnológico. «Siempre decimos que la innovación está en el ADN de la ciudad; ahora ejemplos como este demuestran que hay algo más que palabras y que en verdad Barcelona sabe acoger todas estas iniciativas relacionadas con la innovación y la tecnología más disruptiva», añadió Badrinas.

«En Barcelona hay un enorme talento y la jornada de hoy es una muestra de ello. Un talento que nos motiva, además, a continuar trabajando para mejorar la salud de las personas», explicó Joan Cornetdirector de Digital Health Observatory and Coalition of the Willing en ECHAlliance, una iniciativa surgida hace diez años con el objetivo de crear relaciones entre los diferentes actores de los sistemas sanitarios para fomentar ecosistemas que afronten los retos de salud del futuro.

Hablar el mismo idioma

El panel con el que se abrió la jornada ahondó en una de las grandes dificultades reiterada desde las startups, que es la falta de entendimiento con la gran industria farmacéutica«Por ese motivo hemos querido aprovechar la presencia de especialistas en compliance y validación clínica de empresas como Bayer y otras grandes farmacéuticas para que nos explicaran cómo poner en línea a las startups con la industria y lograr hablar su mismo idioma», apuntó Frederic Llordachspartner de Braincats, que se encargó de moderar este panel.

Para que un producto sea mínimamente viable para la industria farmacéutica es muy importante que cumpla con algunos requisitos. Tener previsto el compliance es una de estas cuestiones que no siempre las startups tienen en cuenta. «En ese sentido muchas acaban improvisando y esto juega en su contra. Estamos en un mercado donde hay muchas soluciones posibles. Lo que marca la diferencia para estar en las primeras posiciones a veces es lo bien que se hagan otras cosas como estas», añadió Frederic Llordachs, quien insistió en la necesidad de que las startups aprendan cuáles son las palabras clave que pueden hacer que un proyecto se acelere y cuáles las que lo frenan en seco.

La oportunidad de innovar

La medicina ha sido uno de los sectores más innovadores del último siglo. Médicos, enfermeras, farmacéuticos y otros agentes de salud han estado persiguiendo la manera de mejorar los resultados de sus pacientes«Hace 30 años esta innovación se basaba en nuevos fármacos y dispositivos médicos. Pero ahora el panorama que visualizamos ha añadido complejidad a los nuevos escenarios con la digitalización, que será un elemento clave en la transformación de los servicios de salud», explicó Joan Cornet, quien moderó otro de los paneles de la jornada que estaba centrado precisamente en ofrecer experiencias y consejos para todos aquellos que desean innovar en salud.

Uno de los principales retos, en línea con el panel anterior, es precisamente la brecha existente entre las startups y su acceso a organismos públicos, grandes farmacéuticas y centros hospitalarios a la hora de relacionarse. «La salud digital ha motivado un caos positivo que ha permitido muchas innovaciones, pero al mismo tiempo no resulta fácil saber cómo los proyectos se pueden transferir a las organizaciones de la salud. Y una vez en el mercado nos encontramos también con un vacío legal que es necesario empezar a cubrir para dar seguridad tanto a quienes desarrollan estas soluciones como a quien las compra», amplió Cornet.

Salud digital para la sostenibilidad del sistema

El último de los paneles abordó la situación del ecosistema global de salud digital en la actualidad. «La salud digital democratiza de verdad la sanidad. Ofreciendo un acceso en aquellas zonas más apartadas, pero también favoreciendo la sostenibilidad y dando más oportunidades a la gente que sí tiene acceso», explicó Jordi Serranocreador de Healthio y promotor de varias startups, quien se encargó de moderar el último de los paneles.

El envejecimiento de la población, con pacientes cada vez más complejos, supondrá un importante reto para unos sistemas sanitarios con recursos limitados. Será crucial para garantizar la sostenibilidad el saber aprovechar todas la ventajas que la salud digital aportará. «Y, aunque parezca paradójico, muchas de estas soluciones lo que nos van a permitir es humanizar la propia sanidad. Que existan chequeadores de síntomas o aplicaciones que transforman la voz en datos directamente servirá para que los profesionales dediquen más tiempo a mirar a los ojos de los pacientes y menos a las pantallas de sus ordenadores», insistió Jordi Serrano.

La prevención será sin duda uno de los puntos cruciales en donde todas estas aplicaciones de salud digital pueden ayudar a marcar la diferencia. «Ahora mismo a la prevención solo se le dedica entre el 2 y el 3% de los presupuestos sanitarios. El uso de los datos que nos ofrecerán los dispositivos nos ayudará a aumentar esta prevención, que será clave para hacer viables los sistemas. Esto supondrá sin duda un verdadero cambio de cultura sanitaria que será posible gracias a esta salud digital», añadió Serrano.

Presentación de startups y Adoption Awards

La jornada también ha servido como escenario para que diversas startups se presentaran en público. Hasta 20 de ellas tuvieron un espacio para explicar algunas de sus soluciones innovadoras. Así se explicaron proyectos que pretenden facilitar la búsqueda de pacientes para ensayos clínicos o mejorar la adherencia a los tratamientos, como otros centrados en la telemedicina o en facilitar la comunicación entre los profesionales sanitarios.

Fuente: IM Médico