La industria farmacéutica de EEUU ha ganado el pulso que mantenía contra la Administración Trup y no tendrá que publicar el precio de sus medicamentos recetados en los anuncios de televisión. Así lo ha decidido un juez del distrito de Washington DC tras la denuncia ejercida por una coalición de compañías farmacéuticas a la regla del presidente que estaba programada entrar en vigor este martes.

Las compañías farmacéuticas, Amgen, Merck & Co. y Eli Lilly, han encabezado esta demanda que ha recibido el visto bueno del Juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Amit P. Mehta, en Washington DC. Según la sentencia publicada, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) no tiene la autoridad para obligar a las compañías farmacéuticas a revelar los precios.

“Para ser claros, el tribunal no cuestiona los motivos de HHS para adoptar la [regla]”, redacta la sentencia. “Tampoco tiene ninguna opinión sobre la conveniencia de exigir a las compañías farmacéuticas que revelen los precios. Esa política muy bien podría ser una herramienta eficaz para detener el costo creciente de los medicamentos recetados. Pero no importa cuán molesto sea el problema de la espiral de costos de los medicamentos, el HHS no puede hacer más de lo que el Congreso ha autorizado. La responsabilidad recae en el Congreso para actuar en primera instancia”, finaliza el redactado.

Más de 35 dólares

Esta norma que ahora se paraliza fue anunciada por el secretario del HHS, Alex Azar, en el mes de mayo. Según la misma, los fabricantes de medicamentos tendrían que declarar el precio de lista de un suministro para 30 días de cualquier medicamento que esté cubierto a través de Medicare y Medicaid y que costara al menos 35 dólares al mes.

Azar argumentó que obligar a los fabricantes de medicamentos a revelar sus precios en la publicidad televisiva directa al consumidorpodría “avergonzar” a las compañías para que bajen sus precios. Al anunciar la regla, Azar dijo que no hay ninguna razón por la que los pacientes deban mantenerse al margen de los precios completos de los productos que están vendiendo. “Los pacientes tienen derecho a saber, y si se avergüenza de los precios de sus medicamentos, modifíquelos. Es así de simple “, aseveró el secretario.

Se espera la respuesta de la administración
Las compañías farmacéuticas lucharon contra la regla desde el principio, argumentando que confundiría a los consumidores porque el precio de lista de un medicamento, que no refleja los descuentos negociados con las aseguradoras o los programas de asistencia al paciente, suele ser más alto de lo que paga el paciente.

Las compañías también argumentaron que la regla “viola sus derechos de la Primera Enmienda”. Sin embargo, la decisión de Mehta señala que debido a que la agencia no tenía la autoridad para emitir la regla en primer lugar, la reclamación de la Primera Enmienda no era válida.  

En una declaración, la portavoz de HHS, Caitlin Oakley, dijo que la administración estaba “decepcionada” por el fallo. “Estamos decepcionados con la decisión del Tribunal y trabajaremos con el Departamento de Justicia en los próximos pasos relacionados con el litigio”, dijo Oakley.

Fuente: Redacción Médica