Un informe de revela que estos sectores batieron récords en transacciones de capital, superando los 152 billones de dólares de 2009, conocido como el ‘año de las fusiones’.

A pesar de un ligero vaivén en primavera, el sector farmacéutico y el biotecnológico regresaron más fuertes que nunca en 2014, acumulando un récord de 212 billones de dólares en operaciones de fusión y compra. El optimismo en este sentido se extendió también a las OPI. Un movimiento en gran parte impulsado por el apetito de los inversores por la inmunoterapia, en un 2014 que dejó 87 salidas a bolsa, -por valor de 6,3billones-, uno de los mejores datos desde la burbuja de la genómica en el año 2000.

El entorno de financiación de capital de riesgo también continuó mejorando, por lo que 2014 fue uno de los mejores años para el sector, según el informe Pharma & Biotech 2014 in Review publicado por EP Vantage, el brazo editorial de la firma Evaluate.

Entre las principales conclusiones, destaca que hubo un enorme impulso de las fusiones de farmacéuticas, incluyendo la compra por valor de 66 billones de dólares de Allergan. Por su parte, la compañía biofarmacéutica con sede en Reino Unido, Circasia, rompió todos los récords de salida a bolsa con un debut de 332 millones de dólares.

La financiación de capital de riesgo se incrementó en un 33% $, y la aprobación de medicamentos de la FDA se incrementó en un 43% en relación a 2013, con una impresionante cifra de 50 nuevos fármacos. Finalmente, Eli Lilly fue el big pharma de mejor desempeño en 2014 con unas acciones subiendo hasta el 35%, mientras que GSK tuvo el peor desempeño en este campo al caer sus acciones un 15%