Eli Lilly and Company sabe que el desarrollo de nuevos tratamientos para el cáncer, la diabetes y otras enfermedades requiere de la colaboración de las mejores mentes, del mejor talento para fomentar la innovación necesaria, que ayude a tener éxito en la mejora de los tratamientos y la cura de estas enfermedades. Por ello ha optado por una metodología colaborativa de trabajo entre sus técnicos de laboratorio y el resto de la compañía, así como con una red global de médicos, investigadores sanitarios y distintas organizaciones de salud, para descubrir y desarrollar nuevos medicamentos. Lo que ayuda a generar nuevas ideas que impulsen la innovación aunque puedan estar ubicados en diferentes localizaciones y organizaciones diferentes. Para dotar a su fuerza laboral con las herramientas necesarias Lilly ha seleccionado Microsoft 365 Enterprise.

Aunque Lilly se encuentra en la fase inicial de implementación, estas herramientas de colaboración basadas en la nube, entre las que se encuentra Microsoft Teams, pero ya están teniendo un gran impacto en la compañía. Considera que Microsoft 365 es una solución de productividad y colaboración robusta e inteligente que facilita a su plantilla ser creativa, colaborar y trabajar de forma más eficiente. Cuando se complete la implementación de Windows 10, los empleados de toda la empresa promoverán una nueva cultura de trabajo, en la que la colaboración creativa -que desencadena el pensamiento crítico y la innovación- se lleve a cabo en cualquier momento y lugar.

Fuente: Cio Spain