En una sesión informativa celebrada la semana pasada, la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO, por sus siglas en inglés), junto a la Oficina y el Departamento de Comercio del país, abordaron la propuesta legislativa de la Unión Europea en torno a la “dispensa para fabricación con fines de exportación” de los certificados complementarios de protección (SPC, por sus siglas en inglés). El objetivo de esta reunión consistió en transmitir la posición de los organismos comerciales y representantes oficiales de las entidades estadounidenses acerca de este punto, lo que Medicines for Europe interpreta como un intento de “interferir” en las propuestas y en el debate que tiene lugar en el seno de la Unión Europea en esta materia.

Desde la patronal comunitaria de compañías de genéricos y biosimilares se denuncia la “poca transparencia” de los estadounidenses respecto a los detalles de este encuentro. Además, la institución europea considera que Estados Unidos está “tratando de interferir en un debate que no le incumbe”, y que lo único consigue es “poner obstáculos” a un asunto de política interna europea.

Según Medicines for Europe, numerosos estudios sobre la “dispensa para la fabricación con fines de exportación” han demostrado que, si se aplica correctamente, puede aportar grandes beneficios a los pacientes, que también podrían verse reflejados en los presupuestos generales de la Unión Europea y en las inversiones destinadas a la producción de fármacos.

“Nos sorprende escuchar que Estados Unidos está interfiriendo abiertamente en un asunto interno de la UE, en un momento extremadamente delicado del proceso legislativo sobre la dispensa relativa a la SPC”, ha denunciado Adrian van den Hoven, director general de Medicines for Europe. Quiso añadir que la Unión Europea, recopilando las sensibilidades de sus 28 estados miembro, y “no necesita ni puede aceptar presión externa, y mucho menos teniendo en cuenta la influencia que puede tener este aspecto en la salud de los pacientes y en las inversiones en el desarrollo de medicamentos”.

Fuente: El Global.