El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS) ha llegado a un acuerdo con el laboratorio Novartis para poner a disposición de los pacientes una vacuna que reduce el colesterol malo, como parte de un ensayo clínico a gran escala.

Este tratamiento, denominado inclisiran, ha demostrado reducir este tipo de colesterol en pacientes que ya tomaban la dosis máxima de estatinas. Según los datos del ensayo Orion-10, dos inyecciones al año de este tratamiento lograron reducciones duraderas y potentes de colesterol con un excelente perfil de seguridad.

El secretario de Salud, Matt Hancock, ha destacado que este tratamiento podría salvar 30.000 vidas durante la próxima década. El NHS invitará a participar en este ensayo a los pacientes que no hayan sufrido un ataque cardíaco o un derrame cerebral, pero que corran un alto riesgo de sufrir uno. Alrededor de 40.000 personas podrían cumplir este requisito.

Este medicamento imita una variante genética e impide la producción de la proteína PCSK9, que a su vez reduce el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL).

Fuente: Redacción Médica