Los últimos datos de SEOM (Sociedad Española de Oncología Médica), apuntan a una incidencia estimada en 2017 de 34.332 casos, lo que significa cerca de cien casos de cáncer colorrectal al día. Además, según la Asociación Española contra el Cáncer, el tumor maligno de mayor incidencia en nuestro país es el cáncer de colon. Para ayudar a combatir su incidencia, en el año 2000 se creó el Programa de Cribado de Cáncer Colorrectal (PPCR),

Se estima que mediante el PPCR se realizarán en España 143.914 colonoscopias al año. Al mismo tiempo, se destaca que en estas pruebas hay una importante tasa de inadecuación por adelanto del intervalo. Y se calcula que cada año entre 4.000 y 8.000 pacientes serán sometidos a una colonoscopia de control sin ser necesario.

Teniendo en cuenta estas circunstancias, optimizar el uso de la colonoscopia, los intervalos de seguimiento e incrementar las probabilidades de detectar lesiones es clave. Con este triple propósito se ha creado Coloncop. Una aplicación que facilita a los profesionales sanitarios, especialmente a los médicos de Atención Primaria, de Familia y los especialistas, la toma de decisiones sobre cuándo y con qué frecuencia se ha de realizar esta prueba, así como una recomendación de la correcta prevención de lesiones neoplásicas del colon y sobre la vigilancia según los antecedentes personales y familiares de pólipos y cáncer colorrectal.

Antonio Hervás, especialista del Hospital Reina Sofía en Aparato Digestivo y miembro de la Asociación Española de Gastroenterología, y Montserrat Andreu, especialista en Aparato Digestivo del Hospital del Mar de Barcelona, han sido los responsables de coordinar el desarrollo de la aplicación. El proyecto ha sido impulsado dentro del marco del Plan Estratégico sobre el manejo de las neoplasias colorrectales de la Sociedad Catalana de Digestología. La aplicación, que ha contado con el patrocinio de Norgine, está avalada científicamente por la Asociación Española de Gastroenterología (AEG), la Sociedad Catalana de Digestología (SCD) y la Sociedad Española de Endoscopia Digestiva (SEED).

Hervás ha destacado que “se trata de una herramienta muy esperada por los profesionales sanitarios ya que permite establecer el momento más adecuado para indicar la realización de las pruebas a los pacientes, evitando también que se hagan muchas que puedan ser innecesarias”. En este sentido, la aplicación permite a cualquier profesional obtener la recomendación más indicada sobre la conveniencia o no de realizar una colonoscopia o el intervalo entre exploraciones, según sus antecedentes familiares, antecedentes personales, así como sobre el resultado de la mismas.

Por su parte, Andreu señala que “además, la herramienta permite conocer a partir de qué edad se recomienda iniciar la vigilancia mediante colonoscopia y también la edad de finalización”.

Fuente: Diario Farma