La prueba rápida de proteína en la saliva (Rapid Saliva Protein Test, RSPT por sus siglas en inglés), de Medusa 19, ofrece resultados in situ en 10 minutos. Se trata de una prueba de saliva de flujo lateral que indica la respuesta inmunitaria a la infección, especialmente en pacientes que carecen de síntomas específicos y no saben que tienen una infección activa por SARS-CoV-2.

La prueba es no invasiva y solo requiere la obtención sencilla de saliva, resultando mucho menos molesta que la extracción de una muestra de sangre, nasal o faríngea. Desarrollada entre el Reino Unido y España, la prueba indica una respuesta inmunitaria del usuario al SARS-CoV-2, el virus del Covid-19.

Durante la fase temprana de la infección, la sangre no es suficientemente sensible debido a un elevado efecto de dilución, mientras que en la saliva los datos clínicos independientes indican que sí que se puede detectar. Y lo que es más importante, como esta prueba indica una respuesta inmunitaria a una infección actual o reciente, puede servir para avisar a los usuarios de si tienen que confinarse inmediatamente para frenar la expansión de la enfermedad.

El ensayo ha mostrado una sensibilidad relativa del 96 % (capacidad para detectar verdaderos positivos), una especificidad relativa del 92 % (capacidad para detectar verdaderos negativos) y un 94 % de precisión en pacientes asintomáticos y que no sabían que tenían una infección activa por SARS-CoV-2.

Christian Stephenson, director de Desarrollo en Medusa 19, ha explicado que “los resultados de los ensayos clínicos son alentadores, y podría proporcionar a los trabajadores de todo el mundo una prueba accesible y fiable, que puede indicar una respuesta inmunitaria a una infección actual o reciente, incluso en portadores asintomáticos. Podría ser un salvavidas para las empresas que tratan de reabrir sus puertas de forma segura, y estamos trabajando incansablemente para conseguir la aprobación de su uso para los ciudadanos de a pie también”.

Fuente: Pharma Market